Agua en la Luna

¿De verdad hay agua en la Luna?

Por alguna razón, siempre hemos tenido el deseo de conquistar el espacio. Y ahora que se han encontrado partículas de agua en la Luna, ese sueño puede ser real. Pero, ¿por qué realmente es importante que haya agua allá?

 

Alrededor del mediodía del 26 de octubre se anunció, a través de las fuentes oficiales de la NASA, que se había encontrado agua en la superficie lunar. ¡Agua! No lo podíamos creer. Incluso pensábamos que había sido un lago o una especie de corriente acuática por donde podríamos navegar con un barquito de papel. Pero no es precisamente así.

La Dra. Casey Honniball del Centro Espacial Goddard de la NASA recalca que “no son charcos de agua” ni que están en estado sólido o líquido, sino que son partículas de hidrógeno y oxígeno alejadas entre sí. Para ser claros, este hallazgo publicado en la revista Nature Astronomy confirma la presencia de moléculas hídricas en la superficie iluminada de la Luna.

Nosotrxs sabemos que no es la primera vez que se dice que hay agua o algún indicio de líquido en la Luna, pero este hallazgo es igual de importante. Según Paul Hayne, investigador de la Universidad de Colorado, más de 40 000 km2 de terreno lunar tienen la capacidad de  almacenar agua en forma de hielo. Eso representaría, aproximadamente, 15 veces la superficie de Lima llena de agua congelada. ¿Te imaginas vivir así?

Lo que se viene

Pues, para lxs científicxs y astronautas, la presencia de agua en los polos norte y sur de la Luna da una mayor posibilidad a que robots y, ellxs también, viajen y se establezcan allí. Esto implicaría vivir en un lugar rodeados de trampas frías, donde la temperatura es de unos ‘cálidos”’ -163 grados Celsius, y que podrían retener el agua por casi miles de millones de años.

“Creemos que esto ayudará a expandir los posibles lugares de aterrizaje para futuras misiones lunares en busca de agua, abriendo espacios previamente considerados ‘fuera de los límites’ por estar en ambientes secos”, le explicó Hayne a The Associated Press a través de un correo electrónico.

Este descubrimiento se logró gracias al uso del telescopio de la NASA SOFIA (por sus siglas en inglés Stratospheric Observatory for Infrared Astronomy), el observatorio más largo del mundo. Los átomos de H2O (agua) o algún otro hidroxilo (OH) fueron ubicadas en el cráter Clavius, al sur de la Luna, el cual podemos ver desde la tierra cuando el cielo nocturno de nuestra gris Lima está  . Y tú, bichx, ¿creíste que próximamente podríamos veranear allá?

Comentarios