Jacqueline Palacios

5G en Perú: Las claves para entender (y desmitificar) esta nueva tecnología

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) autorizó hace unas semanas el despliegue de esta revolucionaria red móvil en nuestro país, y ya son tres las compañías telefónicas que planean implementarla. Por eso, en Bicho Raro te traemos cinco datos para que conozcas más sobre esta novedosa tecnología que viene invadiendo suelo peruano.

 

Desde que empezó la pandemia, hemos visto cómo muchas teorías conspirativas se fueron creando alrededor del 5G,  o que se trata de un plan malévolo de grandes empresarios. Sin embargo, ninguna de estas es cierta (o, por lo menos, viable). Lo innegable es que esta tecnología ya es una realidad en nuestro país.

A inicios de marzo, el MTC anunció el despliegue inicial de esta nueva red y un proceso de licitación que se llevará a cabo en el 2022. Pero no fue hasta este mes que se habilitó el 5G gracias a la tecnología NSA (Non Stand-alone), la cual funciona a través de estructuras físicas que ya se encontraban previamente implementadas.

Hasta el momento son tres las operadoras que han sido autorizadas: Telefónica, Entel y Claro, que fue la primera en liberar esta red. Si bien por el momento son pocos los distritos dentro de Lima que cuentan con esta tecnología, su extensión está proyectada a alcanzar hasta cinco provincias más como Callao, Cañete, Ica, Arequipa, Trujillo y Huarochirí.

¿QUÉ SIGNIFICAN LAS G?

Para entender qué es el 5G, primero hay que entender su evolución a través de la historia. La ‘G’ en el nombre viene de generaciones; es decir, actualmente estamos en la quinta. La primera se basó en el despliegue de la telefonía móvil inalámbrica. En seguida, con la segunda se popularizó esta tecnología y se implementaron los mensajes de texto. Ya para la tercera, se dio inicio a la primera navegación web en los celulares.

A partir de la cuarta generación es cuando los servicios ya establecidos se mejoran y se añade el protocolo IP o el LTE (Long Term Evolution), lo que permite una rápida conexión. Ahora, el 5G o quinta generación es todo lo dicho anteriormente, pero potenciado, pues permite tener una navegación 10 veces más rápida, con menor  y una mejor experiencia de usuario.

¿CUÁLES SON LAS DIFERENCIAS CON EL 4G?

Como te hemos comentado, uno de los principales valores del 5G es la velocidad que trae consigo. Por un lado, el 4G puede alcanzar entre los 200 y 1200 Mbps (megabytes por segundo), mientras que la quinta generación logra 10 000 Mbps (más rápido que tu conexión de casa). A esto se le añade que la latencia, el tiempo que tarda en realizarse una acción desde que la haces hasta que se logra, se reduce de entre 100 y 20 segundos a entre cinco y un segundo.

¿QUÉ CAMBIOS TRAE EL 5G?

Esta mejora en la velocidad y latencia permitirá muchos avances a la humanidad. La primera es la interacción que se da con la nube misma y la instantaneidad que se logrará tanto en descargas como en cargas. Otros puntos, y los que mejor se proyectan, son el incremento de la telemedicina, como cirugías asistidas desde kilómetros de distancia, y la masificación del Internet de las Cosas (o Internet of Things, en inglés), que permitirá tener conectados todos los aparatos inteligentes que tengamos.

¿CUÁLES SON LAS FASES DE IMPLEMENTACIÓN?

Ya te hemos contado que actualmente el despliegue de la red 5G en nuestro país se está desarrollando a través del NSA o Non Stand-alone. Esta fase inicial consta de un aprovechamiento de la infraestructura lograda con el 4G, lo que quiere decir que no es una red totalmente pura. Para lograrla, se debe entrar a la última etapa llamada SA, donde se implementan instalaciones propias y una mayor cantidad de antenas dirigidas específicamente a esta generación móvil.

¿QUÉ TAN SEGURA ES?

Debido a todas las teorías conspirativas y fake news que circularon durante el 2020, muchas personas han llegado a creer que esta red es perjudicial para nuestra salud. Pues te contamos que ya en el 2006, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el artículo científico titulado ‘Los campos electromagnéticos y la salud pública: estaciones de base y tecnologías inalámbricas’, donde reafirman que “no hay ninguna prueba científica convincente de que las débiles señales de radiofrecuencia procedentes de las estaciones de base y de las redes inalámbricas tengan efectos adversos en la salud”.

Además, esta misma organización, en febrero del año pasado, lanzó una web donde explicaba qué era el 5G, su desarrollo y sus riesgos. Sobre estos últimos insistieron en que “ya que la tecnología se encuentra en una etapa temprana de implementación, los estudios sobre la exposición a los campos de radiofrecuencia aún están bajo investigación”. Añadieron también que “hasta la fecha, no se ha detectado ningún efecto adverso para la salud”.

Y tú, bichx, ¿te unes a la red 5G o sigues creyendo que su señal nos hace daño? 

 

 

Comentarios