Jacqueline Palacios

Cuatro datos sobre la Madre Tierra

A todos nos preocupa el lugar donde vivimos,  pero ¿conocemos el estado en el que se encuentra nuestro planeta? Hoy, en el Día Internacional de la Tierra, Bicho Raro te presenta una radiografía planetaria sobre la necesidad de proteger a nuestra madre Tierra. Aquí te dejamos cuatro datos con los que podrás no solo celebrar esta fecha, sino también contribuir para ser parte activa del cambio.

 

La Tierra es un planeta con una larga data de cambios. Desde antes del inicio de la humanidad, ha venido transformándose para hacer de este un lugar habitable para nosotros. Sin embargo, en los últimos doscientos años, los humanos y la industria hemos creado en ella profundas huellas. Ahora, es el momento de tomar conciencia sobre cómo protegerla y salvarla.

SOS a los animales

El índice Planeta Vivo 2020 publicado por WWF  indica graves disminuciones en las tendencias de especies vertebradas: alrededor del 68% de las 21.000 especies entre 1970 y 2016 han disminuido. Además, los índices reportan un panorama no tan alentador para la región de América: más 500.000 animales y plantas, además de aproximadamente 500.000 insectos se encuentran hoy en día en peligro de extinción.

 

Océanos en peligro

Los cambios en el ecosistema también afectan gravemente a los océanos y su conservación. Apenas un 3% de la superficie de estos está protegida cuando suponen el 70% de toda la superficie terrestre. Los datos son alarmantes: alrededor de 8 millones de toneladas métricas se componen de desechos plásticos, lo que debilita el hábitat de muchas especies marinas y afecta su desarrollo. 

De acuerdo al reporte de la ONU, al menos 267 especies incluyendo el 86% de las tortugas marinas, el 44% de las aves marinas y el 43% de los mamíferos marinos están siendo afectadas por la contaminación del mar.

 

Golpe a los sistemas de reciclaje

Con la aparición de la pandemia y el desenfreno de compras para protegernos del coronavirus, se ha aumentado el uso del plástico. De acuerdo a la ONU, menos del 10% del plástico utilizado durante la pandemia se recicla alguna vez, mientras que más del 70% de este llega a los vertederos o al medio ambiente.

El plástico es un material muy persistente en nuestro ecosistema: se compone principalmente de hidrocarburos fósiles no biodegradables, lo que quiere decir que, al desecharlo, no se descompone; por el contrario, libera gas y líquido contaminado. 

 Ante este peligro que venía por años siendo evitado, es urgente que las industrias replanteen productos en base de materiales reciclados para evitar así el uso del plástico.

 Además, hoy en día es más que necesaria la eliminación del plástico, ya que la COVID-19 puede sobrevivir hasta tres días en este tipo de desechos. Recordemos que a inicios de la pandemia, Perú fue uno de los primeros países en comprar más de 35 millones de mascarillas –en base de plástico– en marzo de 2020.

 

Altas temperaturas

Con la revolución industrial y las actividades humanas de agricultura se han degradado los bosques, praderas, humedales, entre otras áreas naturales importantes. El 75% de la superficie terrestre sin hielo de la Tierra ya ha sido alterada significativamente, lo cual conlleva, incluso, a que se pierda el 85% del área de humedales.

 Estas alteraciones han conducido a que se incremente también el dióxido de carbono. De acuerdo al Panel Intergubernamental de Expertos del Cambio Climático (IPCC), la temperatura global en el 2050 estaría entre 1,4° C y 3° C.

 

Ante este desolador panorama, Bicho Raro te invita a contribuir con pequeñas acciones para cuidar el planeta. Puedes comenzar plantando un árbol, consumiendo menos carne, reciclando, separando los desechos, gastando menos electricidad, entre muchas otras iniciativas más que, sabemos, pueden marcar la diferencia. Recuerda que nacimos para cuidar del mundo, no para destruirlo. 

¿Y tú, bichx, qué vas a hacer ahora por cuidar y proteger a nuestra madre Tierra?

Comentarios